Cenizas esparciadas

7/12/2016

El nervio de la vida,
el absurdo instante en que perdemos la calma,
en que pasamos de la quietud a la efervescencia,
en el que ardemos como lava.

El absurdo instante en que la rabia
sonríe siendo parte de nosotros,
y nosotros que no somos de estallidos
nos reconocemos en el desastre.

Ahora es nuestra cotidianidad
dejar de ser como nos conocíamos,
y abrirle la puerta a aquellos fantasmas
que han esperado tanto tiempo para invadirnos.



You Might Also Like

0 comments

Inventos poéticos Lemotbulle

Vivan los efectos secundarios

Recopilación de experimentos poéticos