1/09/2016

Llegaste un sábado
y desde entonces los sábados siempre son buenos, 

se duerme hasta tarde, 
casi siempre hace sol, 
los sábados de paseo a la montaña, 
de fiesta, de caminata, 


sábados de olor a limpio
y de comidas contundentes, 
sábados para leer en la cama, 
para jugar y esconderse, 

todo lo importante pasa los sábados, 
nos sentimos más hermosas, amamos más, 
despertamos ilusionados
y hasta nos acordamos de los sueños,

los sábados nos tumbamos en el sofá 
y pensamos en la vida, 
nos sentimos a gusto con nosotros mismos, 
los sábados, me encantan los sábados, 
porque cuando llueve en sábado, 
suspiras y abrazas hasta que escampe, 

llegaste un sábado, me gustan los sábados, 
porque son morenos y bulliciosos, 
tanto como tú, me gustan los sábados porque 
tiene tilde en la a, y se escucha fuerte, 
no pasa desapercibido, es sábado y todo tiembla, 
temblamos y gritamos sábado que bien que 
ya llegas, y nos ponemos a bailar sobre la cama, 
como si solo tuviéramos este día para 
vivir.

You Might Also Like

0 comments

Inventos poéticos Lemotbulle

Vivan los efectos secundarios

Recopilación de experimentos poéticos