Érase una vez nuestra historia

1/24/2016


A comienzos del 2007 escribí como primer propósito del año crear un blog de poesía. Con la esperanza de que fuera la mejor excusa para disciplinarme en el oficio de escribir y sirviera para compartir mi poesía y sobretodo, perder el miedo a que me leyeran. 

Así empezó Lemotbulle, con una intensión muy sencilla que poco a poco ha ido tomando fuerza. Un par de años después de empezar con el blog, se publicó el libro Lemotbulle, con el ánimo de recopilar los textos que nacieron durante esos años. 

Teniendo una vez el libro en mis manos, creyendo que esa era la finalización de un proceso, surgieron preguntas de todas partes ¿Y si compartimos la poesía de otra manera? ¿Por qué la gente no lee poesía? ¿Cómo sacarla de los libros? ¿Cómo darle vida y traerla de vuelta a la cotidianidad?

Preguntas que dieron paso a un primer experimento en 2014 de Leer la vida, dosis de poesía para todos los días, y a partir de ese momento no hemos parado de experimentar. A partir de ese momento  empezamos a construir el proyecto Lemotbulle - inventos poéticos, tan llenos de ilusión y sueños, que hemos logrado contagiar a todos a nuestro al rededor para que crean en la poesía como una posibilidad. 

Enorme gratitud a los versos que nos han traído hasta aquí.
Érase una vez nuestra historia 

A comienzos del 2007 escribí como primer propósito del año crear un blog de poesía. Con la esperanza de que fuera la mejor excusa para disciplinarme en el oficio de escribir y sirviera para compartir mi poesía y sobretodo, perder el miedo a que me leyeran. 

Así empezó Lemotbulle, con una intensión muy sencilla que poco a poco ha ido tomando fuerza. Un par de años después de empezar con el blog, se publicó el libro Lemotbulle, con el ánimo de recopilar los textos que nacieron durante esos años. 

Teniendo una vez el libro en mis manos, creyendo que esa era la finalización de un proceso, surgieron preguntas de todas partes ¿Y si compartimos la poesía de otra manera? ¿Por qué la gente no lee poesía? ¿Cómo sacarla de los libros? ¿Cómo darle vida y traerla de vuelta a la cotidianidad?

Preguntas que dieron paso a un primer experimento en 2014 de Leer la vida, dosis de poesía para todos los días, y a partir de ese momento no hemos parado de experimentar. A partir de ese momento  empezamos a construir el proyecto Lemotbulle - inventos poéticos, tan llenos de ilusión y sueños, hemos logrado contagiar a todos a nuestro al rededor para que crean en la poesía como una posibilidad. 

Enorme gratitud a los versos que nos han traído hasta aquí.
- See more at: http://lemotbulle.blogspot.com.es/p/valentina-lara.html#sthash.aG0uccNy.dpuf
Érase una vez nuestra historia 

A comienzos del 2007 escribí como primer propósito del año crear un blog de poesía. Con la esperanza de que fuera la mejor excusa para disciplinarme en el oficio de escribir y sirviera para compartir mi poesía y sobretodo, perder el miedo a que me leyeran. 

Así empezó Lemotbulle, con una intensión muy sencilla que poco a poco ha ido tomando fuerza. Un par de años después de empezar con el blog, se publicó el libro Lemotbulle, con el ánimo de recopilar los textos que nacieron durante esos años. 

Teniendo una vez el libro en mis manos, creyendo que esa era la finalización de un proceso, surgieron preguntas de todas partes ¿Y si compartimos la poesía de otra manera? ¿Por qué la gente no lee poesía? ¿Cómo sacarla de los libros? ¿Cómo darle vida y traerla de vuelta a la cotidianidad?

Preguntas que dieron paso a un primer experimento en 2014 de Leer la vida, dosis de poesía para todos los días, y a partir de ese momento no hemos parado de experimentar. A partir de ese momento  empezamos a construir el proyecto Lemotbulle - inventos poéticos, tan llenos de ilusión y sueños, hemos logrado contagiar a todos a nuestro al rededor para que crean en la poesía como una posibilidad. 

Enorme gratitud a los versos que nos han traído hasta aquí.
- See more at: http://lemotbulle.blogspot.com.es/p/valentina-lara.html#sthash.aG0uccNy.dpuf
Érase una vez nuestra historia 

A comienzos del 2007 escribí como primer propósito del año crear un blog de poesía. Con la esperanza de que fuera la mejor excusa para disciplinarme en el oficio de escribir y sirviera para compartir mi poesía y sobretodo, perder el miedo a que me leyeran. 

Así empezó Lemotbulle, con una intensión muy sencilla que poco a poco ha ido tomando fuerza. Un par de años después de empezar con el blog, se publicó el libro Lemotbulle, con el ánimo de recopilar los textos que nacieron durante esos años. 

Teniendo una vez el libro en mis manos, creyendo que esa era la finalización de un proceso, surgieron preguntas de todas partes ¿Y si compartimos la poesía de otra manera? ¿Por qué la gente no lee poesía? ¿Cómo sacarla de los libros? ¿Cómo darle vida y traerla de vuelta a la cotidianidad?

Preguntas que dieron paso a un primer experimento en 2014 de Leer la vida, dosis de poesía para todos los días, y a partir de ese momento no hemos parado de experimentar. A partir de ese momento  empezamos a construir el proyecto Lemotbulle - inventos poéticos, tan llenos de ilusión y sueños, hemos logrado contagiar a todos a nuestro al rededor para que crean en la poesía como una posibilidad. 

Enorme gratitud a los versos que nos han traído hasta aquí.
- See more at: http://lemotbulle.blogspot.com.es/p/valentina-lara.html#sthash.aG0uccNy.dpuf

You Might Also Like

0 comments

Inventos poéticos Lemotbulle

Vivan los efectos secundarios

Recopilación de experimentos poéticos