Inspiración compartida

4/07/2015



Y entonces empiezo a escribir, si, de lo que sea, me gustaría ir a bailar, si, estar en una sala con unas luces que pasan sobre mí, suaves, como en las películas, ser la más guapa de la fiesta en la que apenas hay gente, y que todos en absoluto me miren, ser el centro de ese lugar perdido en el universo. Mientras todo gira, yo giro con alguna canción sesentera, un clásico que hace todo más interesante y hasta sobrenatural. 

¿Sabes cómo te digo? Bailando como impulsando el mundo con el decadente ritmo de esa balada pop de la que nadie sabe el nombre y todos cantan, si, sintiendo electricidad en cada movimiento a pesar de no entender ni una sola palabra de la canción. 
Eso se llama poesía.
 

You Might Also Like

0 comments

Inventos poéticos Lemotbulle

Vivan los efectos secundarios

Recopilación de experimentos poéticos