1

3/31/2015

Prólogo
Como empezar a contar una historia. 

A veces simplemente su comienzo ya se ha producido y no nos hemos dado cuenta. Nos quedamos esperando, mirando el aire, tratando de traer buenos comienzos a la memoria.

Pero ya estamos dentro de su transcurrir. Somos personajes que están siendo leídos en las páginas de un libro; este sol, este suspiro, estas paredes son parte del escenario dibujado en nuestra historia. 

Todo cuanto nos sucede, es enunciado. Podemos decir cuántas veces queramos: Erase una vez... Y volver a empezar. Pasar de página, dejar de leer, incluso cambiar la voz, la entonación, la emoción. 

Podemos saltarnos algunas páginas, ser crueles con la continuidad, enloquecer entre los capítulos, gritar desde cada una de las hojas. Aquí estamos, esta es nuestra historia, no sabemos dónde comienza ni dónde termina, somos un barco que necesita ir a la deriva.

You Might Also Like

0 comments

Inventos poéticos Lemotbulle

Vivan los efectos secundarios

Recopilación de experimentos poéticos