Le

7/05/2013

Lemot tiene un sueño, un sueño que ahora es pequeño, precavido, que va caminando con cuidado para no caer y despertarse asustado. 

Un sueño que no se detiene nunca, que le enseña y le hace sonreír.  

Lemot es afortunada, tiene todo lo que necesita y más, hasta le sobran palabras a veces. 

You Might Also Like

0 comments

Inventos poéticos Lemotbulle

Vivan los efectos secundarios

Recopilación de experimentos poéticos