4/03/2013

Muchas noches tuve el mismo sueño,
siempre exacto
comenzando en el mismo lugar,
en su repetición era exahustivo,
complejo,
tenía definidas sus escenas,
sus diálogos inamovibles,
su felicidad calculada.

Yo llegaba a él
en las noches sin exigirle una sorpresa,
con la decisión de soñarlo cuantas veces
fuera necesario,
hasta que tuviera el valor
de hacerse realidad.

You Might Also Like

0 comments

Inventos poéticos Lemotbulle

Vivan los efectos secundarios

Recopilación de experimentos poéticos