1/10/2013

Te envío mi ejército de palabras,

mi multitud de frases,
mi batalla diaria contra el silencio.

Te envío mi voz como una tregua,
un territorio de paz
donde puedes cuidar de tus soldados heridos.

Te envío el viento que ondea mi bandera
para que me traiga de vuelta alguna historia tuya,
la recibiré como a un guerrero que ha vencido
y por fin, llega a casa.

You Might Also Like

0 comments

Inventos poéticos Lemotbulle

Vivan los efectos secundarios

Recopilación de experimentos poéticos