12/07/2015

Yo le doy mi tiempo a las hojas,
hojas frías sobre el pavimento,

a ellas
no a los hombres
que están lejos y no aman.

Y no están muertas
porque estèn en el suelo.
Su destino es caer
y crujir bajo cada pisada.

Y yo vengo a mirarlas,
a ser como ellas,
a pisarlas también como en una caricia.

Clara Janés 

You Might Also Like

0 comments

Inventos poéticos Lemotbulle

Vivan los efectos secundarios

Recopilación de experimentos poéticos