De Bonanza

5/03/2016

¡Señor, que todos sueñen!
¡que todos, Señor, piensen en una paz divina
que desciende...
y que asciende!

¡Que la belleza haga
buenos a todos!
¡Que la mujer, el niño, el enfermo y el débil
tengan todas las manos a su alivio;
que el símbolo indeleble
de la existencia sea el amor!
¡ Que no tenga hambre nadie,
ni sed, ni frío!
¡Que todos, Señor, piensen!
¡Que piensen y amen!
¡ Que la caridad reine como una mujer viva!
¡Que las bocas no cesen de sonreir, que no cesen las manos de dar,
que el corazón de todos se abra, hasta empobrecerse!
¡se abra, hasta enriquecerse!

¡Señor, que todos sean buenos!, ¡que todos sueñen,
Señor, que todos sueñen!

Juan Ramón Jiménez

You Might Also Like

1 comments

Inventos poéticos Lemotbulle

Vivan los efectos secundarios

Recopilación de experimentos poéticos