Manifiesto

7/10/2014

Los peligrosos también necesitamos reconocimiento público,
a veces el anonimato me desconcierta.

Es que todavía no he aprendido a rugir con espanto.
Espero que al pasar mi adolescencia,
mi voz se convierta en la de un monstruo
a la altura del miedo universal.

You Might Also Like

0 comments

Inventos poéticos Lemotbulle

Vivan los efectos secundarios

Recopilación de experimentos poéticos