Casa de empeño

5/09/2016

Si en una casa de empeño me recibieran 
como moneda de cambio la falta que me haces,

me darían un lazo de 8000 kilómetros
para amarrarte un extremo a un brazo
y traerte hasta aquí como una cometa.

Me alcanzaría además para unas gafas de aviador,
un paracaídas, un mapa
y para la fiesta de bienvenida.

You Might Also Like

0 comments

Inventos poéticos Lemotbulle

Vivan los efectos secundarios

Recopilación de experimentos poéticos