2/18/2015

Ojalá las palabras fueran alimento
y al comer una a,
mordisquearla,
inventarle un color y un aroma,
pasarla por la lengua
buscándole un sabor
y llenar el estómago.

Ojalá las palabras fueran un hogar,
una encima de la otra
convertidas en asientos,
mesas y armarios,
ojalá las palabras fueran un vestido
que se deja mecer del viento,
ojalá necesitara para vivir
solo nombrar el mundo.

You Might Also Like

0 comments

Inventos poéticos Lemotbulle

Vivan los efectos secundarios

Recopilación de experimentos poéticos