Silbar

11/13/2014





Felices van los niños por la montaña,
cortando el aire frío mientras la cruzan,
buscan un poco de agua fresca,
en ella ven el reflejo de un mundo que los ama,
son hijos de la tierra como lo son las manzanas y el arroz,
caen como hojas secas moviendo el aire,
silbando hasta llegar al asfalto.

Octubre de 2010

You Might Also Like

1 comments

Inventos poéticos Lemotbulle

Vivan los efectos secundarios

Recopilación de experimentos poéticos